sábado, 31 de marzo de 2012

El comienzo de la milanga

Empecé teatro. Empezó algo nuevo. Una nueva faceta artística, al menos, de una forma más comprometida.
No puedo explicar la felicidad que tengo. ¡Es tan inmensa! Apenas me cabe en el pecho. Este es un hecho bellísimo. ¡Quisiera que todos los días sean sábados!
La clase fue super hiper mega interesante. La profesora era muy profesional, divertida, e increíble. Realmente te volaba la cabeza con algunos conceptos y cosas así.
Espero que esta sea una etapa de mucho aprendizaje, y de relajación.
Estoy demasiado cansado, y demasiado feliz como para expresar todo esto, luego continuaré mejor.

viernes, 30 de marzo de 2012

Disculpa, ¿realmente dijiste eso?

Todavía no puedo creer lo que dijiste.
No puedo creer que sonó tan hermoso
De una forma tan tímida, de una forma tan perfecta.
No puedo creer que me haya confundido tanto.

jueves, 29 de marzo de 2012

No salgas de tu cama sin sonreir.

Hola, mis bellos e inexistentes lectores. Debo contarles que he tenido un día bellísimo, magnífico, e interesantísimo.
Me levanté de mi cama, y recordé las palabras que había escuchado por parte de mi profesora de biología la tarde anterior: "Todo lo que se propongan, lo podrán lograr. Cada vez que empiecen un nuevo día, empiécenlo positivamente, sino, obvio, van a tener un día pésimo si predisponen mal.". Resonándome esas palabras en la cabeza, me levanté de mi cama y dije "Hoy va a ser un buen día". Me bañé, comí. y vi un poco de tele. En el programa matutino AM, estaba Claudio María Dominguez. Decía, como siempre, que hay que transmitir luz y cambiar en el mismo momento en que nos damos cuenta de lo que nos pasa, y cosas así. 
Apagué la tele,. y salí a la calle. Una vez allí, repetí nuevamente, muchas veces: "Hoy va a ser un buen día", lo dije entre convencido, y como repitiendo un mantra budista. 
Llegué a la escuela. Fui recibido con un buzo en mi ojo proveniente de mi agresiva y hermosa compañera de banco, S. Lejos de putearla, me reí mucho, y me quedo un ojito achinadito y lacrimoso. Dije "Bueno, menos mal que dije que sería un buen día", y me reía.
En la hora de DSI, me entero por S que iba a ayudar a los nenes chiquitos en un via-crucis de la escuela-parroquia (no adhiero al catolicismo, pero me encanta ayudar por sobre todas las cosas).
Luego, en las horas de antropología filosófica, tuve una charla muy hermosa con mi profesora. Intercambiamos palabras, y ella me transmitió mucha calidez, así como datos terriblemente interesantes, mostrando una ocupación por el tema que nunca me cansaré de agradecerle. 
En las siguientes, y restantes horas del día, me divertí muchísimo.
Una vez en casa, empecé a leer ávidamente un libro que me regaló una persona muy importante. Cuando termino, escucho un ruido en la puerta. Era mi Tarjeta SUBE . Ahí fue cuando dije "Ah, bueno, ya estamos hablando de milagros, eh."

--EDITED--
Hace una hora se me cortó la luz, y no me permitió terminar de escribir. Fue horrible y angustiante, pero lo tomé lo más tranquila y valerosamente posible. Salí afuera y le toqué el timbre al electricista, el cual muy amablemente vino, e hizo los arreglos pertinentes.
Al terminar me dijo: "Justo, mirá. Justo llegaba a mi casa cuando me tocaste el timbre" Y yo lo miré como diciendo "Really? Es que hoy, boludo, me levanté con una sonrisa". (?)
Sí, chicos, levantarse con una sonrisa sirve para todo, pero no maneja el flujo del agua sobre las redes eléctricas de sus casas.

lunes, 26 de marzo de 2012

Charlas con gente de otro universo

Cosas que no quiero, o no estaría bueno:
-cuerpos doblados
-personas tensas
-tensión, lo contrario a la atención, si hay una, difícilmente este la otra.

Cosas a tener en cuenta:
-prestar atención
-promedios
-compromiso con la profundidad

No traten de entender este post. Son recordatorios personales públicos.

domingo, 25 de marzo de 2012

Floto, floto

Les cuento estos dos días: Me levanté ayer a las 8hs de la mañana a ir a comprarle el regalo de cumpleaños a mi mejor amiga (D), pero C no vino a acompañarme, y me avisó re tarde que no podía, por lo tanto, no hubo regalo para D. Tampoco pensaba comprarle algo a las apuradas. Si le compraba algo, quería que sea algo que realmente me gustase para ella.
Fui al cole, volví, vi una serie, me rasqué un poco, y salí a lo de M para vestirme. Fue muy gracioso. Fuimos a la casa de D en un remis cuyo remisero se nos cagaba de risa en la cara. Y claro, ¿cómo no iba a hacerlo? Yo estaba vestido de vaquero y M de hadita. No sé, debió haber pensado que eramos uno de esos adolescentes drogados y alcoholizados que piden remises en estados deplorables para seguir drogándose y alocoholizándose(?). Se reía, y hablábamos con él. 
Llegué, finalmente, al cumpleaños de mi amiga, y me divertí muchísimo. No sufrí de sueño, el cual era mi mayor miedo. Me reí y hablé mucho. Hay que reconocer que tiene un muy lindo grupo de amigos. 
Cuando vuelvo a mi casa, duermo dos horas, y salgo para Animadores por primera vez en mi vida. La pasé muy bien, pero me hizo replantearme algunas cosas... que luego veré qué haré con ellas.
De ahí, salgo con unos amigos a festejar otro cumpleaños. La pasé genial también ahí. Salieron conversaciones hiper bizarras, y siempre que las teníamos, nos miraba un nene chiquito (conversaciones para +18[?]). A la vuelta, tuve una conversación con S muy linda, nos sirvió mucho a los dos. Me hizo pensar en algunas cosillas, y me di cuenta que no era el único que tenía un matete en la cabeza en cuanto al tema.
Cuando llego a mi casa, como a las 18:20, me largo a dormir una siestita. La cual, bueno, no terminó sino hasta hace dos horas atrás. A las 11hs del día siguiente. JOJÓ. Sí, dormí 16 horas.
Ahora, estoy aquí: cansado, confundido, siento que floto en una nube de pedos.
También, siento que tengo miles de cosas que hacer para la escuela. Muchos trabajos prácticos, y poco tiempo. Siento que cuando llegue la semana de parciales, voy a salir gritando de mi casa "¡Me quiero cambiar de escuela!" como un psicópata. 

jueves, 22 de marzo de 2012

¿Qué quiero?

Bueno, luego de varios días de volver a mi dilema existencial de "¿Qué quiero estudiar? ¿Qué corno haré después de la secundaria? Creo que nada me motivará realmente a terminarla sino tengo algo claro...aunque me motiva el saber que estudiaré algo dentro de mis opciones.", decido escribir en mi bello blog acerca del tema.
Como todos sabran mis opciones, por ahora, son 3: Letras, Artes, y Antropología. Y mi problema es uno: no me puedo decidir.
Las 3 tienen cosas en común y totalmente distintas. Letras y Artes comparten, como se darán cuenta, el arte. A su vez, conservan la humanidad y pensamientos del hombre; que puede ser también encontrado en la antropología.
¿Qué quiero? ¿Qué me gusta? Todo, todo me gusta. Saber, me gusta. Aunque, tal vez, no todo. No me interesa saber de matemáticas, la física me interesa un tanto, y los algoritmos destruyen mi vida.
¿Qué quiero saber? Quiero saber del hombre. Qué le jode al hombre. Qué mueve al hombre. Quiero saber de arte. Quiero saber de culturas lejanas. Quiero saber del siglo XIX, y quiero saber de Chéjov. Quiero saber más de Saint Exupéry, y leer mas de Calderón de la Barca. Quiero encontrar un montón de preguntas, y creer por unos minutos que tengo las respuestas. Quiero que se me escapen los saberes, para saber que debo perseguirlos continuamente. Quiero conocer del cine clásico, y coleccionar películas de Chaplin.
Quiero actuar, quiero estar en un escenario. Mi pasión, también, es enseñar. Me encanta. Mi trabajo soñado es ser un profesor. En una secundaria, con Artes y Antropología, no tendría mucha salida, al menos que sean secundarios específicos. Tal vez en la educación superior, tendría un poco más de suerte, creo.
El tema es que se acerca, día a día, el tiempo en que tendré que decidirme. Decidirme por una carrera. Decidirme por un futuro. Si no elijo una que me llene realmente, no es tan trágico, puedo cambiarme, y habré obtenido un montón de valiosos conocimientos. Aún así, es todo un trámite; es cansador y frustrante.
Sé que faltan unos meses, pero me estresa el pensarlo.
Decidir, decidir no es lo mío.

lunes, 19 de marzo de 2012

Guardame hasta que llueva

Día normal de escuela. Sin muchas emociones, ni profesores con un gran compromiso por nuestro aprendizaje para la vida real; pero fue un buen día. Llovió todo el día, aunque me pareció macabro porque al salir de mi casa dije "Ojala que hoy llueva." decididamente. Así que si alguien me quiera echar la culpa, tiene todo el derecho; aunque no les digo que soy Storm de X-Men. Mis compañeros me alegraron un poco el día después de la cagada que fue ayer, aún así, S se daba cuenta de que no estaba como siempre.
Ahora estoy acá, frente a la PC, después de haber visto dos episodios de American Horror Story, y haber hecho 3 ejercisios de física; los cuales siguen ahí para que siga con ellos.
La escuela se convirtió en algo tan aborrecible, aún para mí, que en verdad me gustaba, en serio me gustaba. Ahora no veo el momento en que dejen de mandar trabajos prácticos de relleno. Tampoco puedo dejar de pensar de que cuando lleguen los parciales voy a necesitar un ribotril diario, o demasiada suerte.
¿Y ahora? Creo que lo más sensato sería irme a hacer la tarea de física, y tratar de despertar mañana con muchas ganas de hacer TP's y cosas así.

Vamos, Santi; queda poco.

domingo, 18 de marzo de 2012

Pintó bajón

Me invade la tristeza. Me mata el querer llorar y que se reprima solo a los dos segundos. Me ahoga tener que estar en este lugar. Me atosigan mis pensamientos. Me entristece recordar la segunda parte de este día.
Sólo quiero caminar. Sólo quiero verte. Sólo quiero sonreír con vos una vez más, o una vez menos.
Del orto. Si, estoy totalmente del orto. ¿Saben qué más pasa cuando estoy del orto por X motivo? De repente me pongo del orto con cada aspecto de mi vida.
Asi que ahora, señores y señoras, me siento una basurita triste y solitaria que solo quiere llorar tirado en la cama abrazando un peluchito.

viernes, 16 de marzo de 2012

Soñaba, soñaba.

Soñaba que te abrazaba
Que era tan prohibido como anhelado
Duraba una eternidad
Eternidad consiente y consentida.

Soñaba que te confesabas
De forma vueltera y tímida
Que me confesaba yo también
Y  más sueño yo no recuerdo.

Soñaba que me mirabas
Que miraba tus labios
Que  mirábamos nuestras almas
Pero mirábamos, lamentablemente, al mundo.

Mirar al mundo
Entre caricias y amor
Es una ironía, pero bella mientras dure
Dolorosa mientras vivamos.

Necesitaba escribir este sueño.
Necesito sacármelo de la cabeza.

lunes, 12 de marzo de 2012

Colgué

Colgué en contarles cómo fueron mis últimos primeros días de clases.
Empecé el año con S de compañera de banco, que la adoro, y bueno, es una personita genial que empecé a conocer el año pasado.
Empecé saludando a todo el mundo como si no nos hubieramos visto en 20 años y nos reencontráramos de forma melodramática. De todos modos, no estuvo bueno empezar el año con la profe "Evidentemente" y "Búsquenlo en Internet" en el mismo día, en el mismo genial y obligadamente bello día.
El segundo día lo empece con todo. S y C vinieron a buscarme a mi casa con un cartel y una torta por mi cumpleaños. Comimos mi torta y la de S en el aula, apurados por las demás materias y la rutina del día. Pero me encantó, me saludó gente que ni conocía, y todos se portaron muy bien.
Ahora estoy acá, con un tercio de la felicidad con la que empecé, y cuatro trabajos prácticos. Sí:, no, no está bueno.
Mañana empiezo Educación Física. ¿YA? ¿A ustedes les parece? En mi época, allá por el 2008, empezábamos Ed. Física como por Abril, más o menos. Encima, a las 10 de la mañana... Genial, ¿eh? Genial.

sábado, 10 de marzo de 2012

FCE Examination: El gran día.

Bueno, gente mía, hoy di prueba de los 4 años y medio que vengo estudiando inglés. Cosa que empecé con muchas ganas, y se terminó convirtiendo en parte de la rutina y una repentina necesidad de hablar en inglés porque sí.
Me desperté a las 4 de la mañana, y allá tenía que estar a las 8:45 de la mañana. Sí, muy bien, pensaste muy bien: no dormí una chota por los nervios. Lo poco que dormí, me la pasé soñando en inglés, tenía todo que ver con el FCE Examination. Así que ponele que vengo dando examen desde la 1 de la mañana(?).
En el primer examen (Reading) estaba nerviosísimo, mientras escribía y leía lo que debía hacer me invadía un calor terrible por los nervios. Al cabo de unos minutos, me relajé, y empecé a hacer todo lo mejor que podía. Hasta me divertían algunos puntos (el último, que es re entretenido, como siempre). A veces se me pasaba por la cabeza el pensamiento "Ay, no lo puedo creer. ¡Santi, después de esto ya está, no estudias más inglés, no te levantas más temprano, y te dan un certificado de Cambridge re lindo!". Cuando pasaba esto, sonreía y seguía trabajando. No había otra.
Cuando salimos al descanso, mire mi planificación horaria y le seguía el Writing y dije "OK, la salida está por allá, puedo saltar el muro y... no, para...¡¡AAHHH!!. No sé, Santi, repasa algo, toma agua, anda al baño y-...", y... y se escuchó la voz de la profesora para que entremos. Sí, tomé agua. No, no fui al baño. Hice todo el Writing a punto de mearme, pero la verdad que terminé muy conforme con lo que escribí. Hasta me sentía inspirado, mira. Aunque no sé si fue que necesitaba terminar YA para ir al baño, o por fin hice un writing que me gustara.
Le siguió el Use of English. Creo que me fue bien, pero la primera parte me confundió mucho. No sé, espero haberlo hecho bien. En las demás partes creo que me fue fantástico pero... siempre siento que está todo mal, y cuando siento lo contrario...siento que me fue mucho peor. (Sí, ¿ahora entienden la etiqueta de "quién me entiende"?).
Por último: el Listening. ¡JÁ! Si le pegué en alguna, fue un milagro. Le puse toda la onda, pero los nervios me consumieron, y el audio no era de lo mejor. Era leer lo que debía elegir, o escuchar al CD, o escucharme a mí. Listening, como siempre, te odio.
Mañana les cuento cómo me fue en el Speaking, que es la parte más añorada por mí. Me gusta mucho. Creo que lo único que me gusta hacer es hablar, no importa el idioma.

Bueno, todo eso fue mi gran día, el día por el que esperé 4 años. Yo, mis profesores, y mi destino.
Ahora, les cuento las chucherías y las cosas ajenas al examen.
Después de salir del Writing, el segundo examen, me senté al lado de una chica que parecía estar ordenando cosas en su mochila. Empezamos a hablar y nos llevamos muy bien. Apareció después otra chica, que aparentemente la conocía de antes, y también hablamos. Hablábamos los tres entre nervios y ansias de buscar a alguien con quien hablar. Fue lindo, me encanta conocer gente así, y más cuando parece gente copada y buena. Fuimos a comer juntos con los papás de una de la chica. Eran muy amables, todos lo eran. Me encantó.
Después me volví solito a la parada del colectivo habiendo preguntado como un total de tres veces a la gente que se me cruzaba, hasta que entendí que el recorrido era de lo más simple. Me despejó mucho caminar esas once cuadras. En el tramo final me debatía si ir a una parada en la que debía cruzar la calle e ir hasta una plazoleta, o doblar e ir a una que quedaba más cerca. Me decidí por la primera, porque dije "Sé que me deparará algo emocionante". Así fue, o al menos algo así. Una mujer me pregunta en inglés si le puedo sacar una foto, y le conteste todas las veces que podía en inglés, y me divertí mucho con la situación. La practica viene a mi sola, es increíble(?).

miércoles, 7 de marzo de 2012

lunes, 5 de marzo de 2012

Ay, ay. Señora lluvia, sí que es oportuna.

Un bellísimo día, no sólo por la lluvia que ya lo hace de por sí más que excelente, y más cuando estoy yo aufera con amigos para disfrutarla.
Hoy fui con C (una amiga de la escuela) a anotarnos al Rojas para estudiar teatro. ¡No les puedo explicar lo que es mi alegría! Me hace super hiper mega feliz, y además, está buenísimo, además de que es algo que me encante absolutamente, también está bueno para oxigenarse un toque. (Estarás pensando: "¡Ay, justo lo que Santi necesita!". Sí, ¿viste? ¡No me vas a decir que no es genial![?]).
Bueno, última noticia del día:
¡Mañana empiezo mi último año de secundaria!
¡Qué hermosura! ¡Qué emoción! Por empezar el cole, y por todo lo que eso significa, más aún siendo éste el último año. Se siente tan extraño. Se siente extraño saber que esto, de esta misma manera, nunca más se repetirá. No sé que sentiré el primer día de facultad. Tal vez sea mucho más hermoso, tal vez sea mucho más terrible. Pero yo sé que de la misma forma en que me siento al estar en la secundaria... nunca se va a sentir, porque es único, tan sencillo como eso. Así que bueno, será cosa de ponerle mucha pila, muchas ganas, y disfrutar lo más que se pueda.
He estado todo el verano escribiendo en este blog. Me acompañó en estos tres meses de continua batalla conmigo mismo, felicidades, tristezas, llantos, desconciertos, aciertos, y alegría. Esperemos que me acompañe por mucho más.

Ok: Segunda Parte

Ok. Claramente pienso demasiado las cosas. (Felicidades, Santi, ahora contame otra.)
Pero hay ciertas personas con las que realmente no quisiera estar mal, entonces empiezo a flashear demasiadas cosas. Tengo el problema que siempre me hago cargo de absolutamente todo, hasta de lo que no tiene sentido.

Persona:"Ayer, mataron a mi hijo, vos sabes que te hablo a vos."
Yo: "AY, DIOS, DEBE ESTAR HABLANDO DE MÍ...pero...no recuerdo haber matado a alguien"

Simplemente soy muy inseguro. Simplemente necesito pensar menos. Simplemente debo sentir, y dejar sentir.
Simplemente, esto no es simple...entiéndalo.

sábado, 3 de marzo de 2012

viernes, 2 de marzo de 2012

Abuelita dime tú, lalalalá.

Bueno, acabo de regresar de inglés.
Estaba en la parada de colectivo cuando una señora, muy entrada en años, se resbaló y se cayó al piso. Una señora y yo tratamos de levantarla, y sentarla correctamente.
Me quedé con ella junto con otra chica que apereció después hasta que llegó su hija y la ambulancia.
Estaba muy agradecida, y aparentemente no tenía nada grave. Me puso muy feliz, ella me decía todo el tiempo que le hacía recordar a su nieto. Ella, me hacía acordar a mi abuela.